Excursiones en Gibraltar

Versión para impresión

Gibraltar

El Peñón', que se formó hace millones de años, ha atraído a miles de visitantes a lo largo de su historia. Los romanos denominaron a La Roca como "Mons Calpe", aunque los árabes la llamaron "Jebel Tariq" (la montaña de Tariq), después de que el General Tariq Ibn Zayed la conquistase en el año 711 (DC). Hoy en día, todos la conocemos como el "Peñón de Gibraltar".

Símbolo más conocido a la entrada del maravilloso Mar Mediterráneo, Gibraltar ha sido punto de parada para todos los países del mundo desde el punto de vista de la navegación. Gibraltareños, británicos, españoles, italianos, malteses, árabes, griegos, visigodos, romanos, y antes que todos ellos, según han demostrado los descubrimientos arqueológicos, el Hombre de Neanderthal. Todos trataron de conquistar este destino, aunque sólo unos pocos lo lograron.


El Peñón de Gibraltar El Peñón está formado por piedra caliza de la época Jurásica, que data de más de 200 millones de años. Los geólogos aseguran que el Peñón, tal y como lo vemos hoy en día, ¡está al revés! La parte superior es más antigua que la parte inferior, ya que en la cima se pueden apreciar diferentes capas con sedimento de mar y restos de crustáceos.

Ubicado en la parte más meridional de la Península Ibérica, Gibraltar no es una isla como muchos creen; se trata de un istmo, cuya localización geográfica le ha conferido un lugar privilegiado en la Historia. En Gibraltar hay más de 130 cuevas excavadas dentro del Peñón, en las cuales las civilizaciones más antiguas se resguardaban de las inclemencias.

En los tiempos actuales, los visitantes utilizan al Peñón como un tipo de refugio diferente, al que hay que añadirle su amalgama de culturas. Hoy en día, Gibraltar disfruta de una mezcla de costumbres, abanico idiomático y una tolerancia religiosa, únicos en el mundo.

Los gibraltareños son bilingües en ingles y español, y después de más de 300 años de influencia británica, tienen un sentido de humor británico y una forma de ver la vida muy latina.

El Estrecho de Gibraltar es también un lugar de paso obligado para numerosas especies de mamíferos marinos así como lugar de residencia de parte de ellos.

Visite las zonas de mayor probabilidad (hasta un 90%) de poder observar manadas de delfines (mulares, listados y comunes), cachalotes,...en su propio hábitat.